Notas de la bodega. Felipe Rutini 1993.

Fue el primer vino argentino en llevar un nombre propio en la etiqueta.

Su producción se inició en 1985, como homenaje a Don Felipe Rutini y al centenario de labor de la bodega que él fundara. 

Para Felipe Rutini, el labor y la perseverancia fue el lema que guió a la bodega desde el comienzo y que marcó a fuego el devenir de sus vinos hasta convertirlos en sinónimo de la más alta calidad.

La bodega se fundó en 1885 y los viñedos de donde proviene este vino fueron plantados desde 1925. Su lugar era Coquimbito, hoy la bodega se haya establecida en Tupungato.

Felipe Rutini 1993 es un corte de Cabernet Sauvignon y Malbec, proveniente de Maipú.

El vino tiene varios años de crianza en vasijas de roble, y termino su proceso con estiba en botella.